Se follan a la monja

Esta monja no se pudo resistir a la carne del señor y tuvo que pecar para satisfacer sus grandes deseos sexuales, follándose a dos padres de su iglesia antes de que comience la misa. Los padres encantados de follar con una monja y no una mujer que no fuese de la iglesia, se la follan entre ambos a la monja que es muy puta y le gusta tener ensartada la polla entre sus tetas firmes. Le hacen anal y también que su chocho se ponga muy húmedo para después terminársela corriendo en la cara.